Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

OTROS PROYECTOS

AGUILA

Actualmente el coche autónomo se guía haciendo uso del GPS, cámaras de visión y sistemas láser. Todos estos sistemas permiten la conducción autónoma hasta un cierto nivel, en función de las condiciones del entorno, que pueden mejorarse con la adición de sistemas complementarios capaces de funcionar independientemente de la iluminación y de la meteorología adversa, añadiendo una comunicación eficaz con la infraestructura, que puede ser determinante para el desarrollo definitivo de dicho modo de conducción.

El despegue del coche autónomo requiere sistemas redundantes de seguridad que garanticen la fiabilidad, por ello la comunicación con la infraestructura es fundamental, pudiendo ser materializada por el pavimento inteligente, capaz de proporcionar el posicionamiento relativo del vehículo con respecto a los límites de su carril de circulación. El pavimento inteligente ideado por Ferrovial y Ci3 funciona como si fuera el raíl virtual de un «scalextric» inalámbrico. Con esta solución, el vehículo autónomo va recogiendo una información constante que le va a permitir conocer dónde está dentro de la vía y le dará la información necesaria al sistema de conducción autónoma para que éste corrija la trayectoria del vehículo si se produce alguna desviación.

La investigación es el resultado de varios años de trabajo que ha llevado un amplio análisis de la tecnología, pruebas en laboratorio de pavimentos, en circuito cerrado y recientemente, las pruebas reales en tramo de autopista en funcionamiento. El proyecto está siendo objeto de un proceso de patente previo a un futuro lanzamiento como producto.